FINAL DE LA VUELTA AL MUNDO

/ Jueves, 23 Julio 2015 / Publicado en Blog

15234524768 e8eb5a5a98 b
Terminó la Volvo Ocean Race 2014-2015 con un cuarto puesto final para el MAPFRE. El ganador, Abu Dhabi, lo era matemáticamente desde Lorient, a falta de una etapa para terminar la Vuelta, pero lo siguientes cuatro barcos estaban muy cerca en puntos, así que todo era posible hasta el final. Alvimédica, nuestro principal rival, se colocó primero en el primer día de la última etapa, y pese al pit-stop de La Haya y las múltiples zonas de exclusión de camino a Gotemburgo, no abandonó esa posición hasta cruzar la meta. El MAPFRE venía cuarto, detrás de Brunel y Dongfeng, la peor de las combinaciones a las que podíamos aspirar, por eso fue un alivio pasar a Dongfeng en las últimas cuatro millas de recorrido, en una zona de muy poco viento llegando ya a la última línea de meta de esta regata. Eso significó empatar a puntos con el Alvimédica, siendo los resultados de las regatas costeras los que desempatarían.

 

 

 

15316733270 08cf07c60e b
En esa clasificación, la de las regatas costeras, también teníamos al Alvidmédica justo delante, a un punto nada más, por lo que para desempatar, deberíamos quedar por delante de ellos en la costera de Gotemburgo y meter un barco en medio. La costera se celebró el 27 de junio, con muy poco viento en el campo de regatas. Empezó bien para nosotros, Alvimédica iba por detrás de la flota y nosotros alternando el liderato con Brunel. Pero en la segunda ceñida ya se juntaron todos los barcos y al tomar la boya de barlovento teníamos a Alvimédica justo detrás, ahí anunciaron que acortaban el recorrido y acababa en la puerta de abajo con lo que la única opción era parar a Alvimédica para que Dongfeng, que venía detrás, se metiera entre nosotros. No es una maniobra fácil pero esta vez salió a la perfección, dejando a Alvimédica quintos en la clasificación general por detrás de nosotros.

 

 

15318254279 bda25c2968 b
Es un resultado para celebrar, sobre todo después de haber empezado el proyecto sólo un año antes del final en Gotemburgo, pero nos quedamos con un sabor agridulce. La progresión del barco y de la tripulación fue espectacular, y si eliminaramos las penalizaciones, exageradas a nuestro parecer, desde China seríamos el barco con menos puntos acumulados. Eso significa que le dimos la vuelta a una Volvo que se nos puso muy difícil en Sudáfrica y que hicimos un gran trabajo. Si sólo hubiéramos tenido más tiempo antes, quién sabe si hubiéramos estado peleando más arriba. Xabi hizo un gran trabajo cuando Iker, que alternaba las etapas de la Vuelta al Mundo con la preparación olímpica, se ausentaba del barco y como siempre el gran grupo humano que conforman tanto los tripulantes como el equipo de tierra (prensa, boatbuilding, rigging, administración, rrpp, etc) fueron el punto fuerte de nuestro equipo que siempre se mantuvo unido.